SONDEO


El 70% opuesta a agresión militar de Estados unidos contra siria

Un sondeo, de una cadena televisión norteamericana, arrojó que un 70% de los estadounidenses considera que atacar militarmente a Siria no favorece los intereses de ese país.

ObamaEl sondeo revelado por la encuestadora ORC Internacional, arrojó que 6 de cada 10 estadounidenses está en contra de un eventual ataque a Siria por parte del Gobierno de Barack Obama.

La encuesta, solicitada por una cadena televisiva norteamericana, precisó que el 70% de los consultados considera que atacar militarmente a Siria no favorece los intereses de los estadounidenses.

Es decir, la amplia mayoría de los ciudadanos se opone a que el Congreso autorice el ataque, aun cuando se ha propuesto que tenga algunas limitaciones, destacando, además, que un 55% de los estadounidenses no está de acuerdo con la medida injerencista, aunque esta sea respaldada por los congresistas.

Otra encuesta realizada por el diario USA Todayobserva que sólo 44 de 533 legisladores estadounidenses están de acuerdo con aprobar una ofensiva militar en Siria, bajo el argumento del supuesto uso de armas químicas contra los civiles.

Estados Unidos y otros países de occidentales acusan, sin las pruebas y sin esperar a que la ONU entregue un informe sobre el supuesto ataque militar con armas químicas a Siria de usar estas armas contra su propio pueblo, levantado la voz de una inminente agresión militar, intención rechazada por la comunidad internacional y Naciones Unidas.

Pese a que el Gobierno sirio ha entregado pruebas de los ataques con armas químicas por parte de los opositores armados, estos mismos grupos han confesado tener este tipo de armas en su poder y haberlas usado.

Tras reiterar su posición de que es necesario poner en marcha un ataque “limitado y proporcional para degradar la fuerza” del Gobierno democráticamente electo de Bashar Al Assad, en Siria, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, señaló que él no fue elegido para comenzar procesos bélicos sino para ponerles fin.

“Yo fui elegido para acabar con las guerras no para comenzarlas”, fueron las palabras exactas del Premio Nobel de la Paz en la rueda de prensa ofrecida al culminar la Cumbre del G-20 que se celebró en Rusia.