AGRIPINO


El Vaticano destituyó a Wesolowski por pederastia

Józef Wesolowski, de 65 años, asumió funciones como nuncio en República Dominicana en marzo del 2008, en sustitución del arzobispo norteamericano Timothy Broglio

Józef Wesolowski, de 65 años, asumió funciones como nuncio en República Dominicana en marzo del 2008, en sustitución del arzobispo norteamericano Timothy Broglio

Santo Domingo.- El nuncio  Joséf Wesolowski, representante del Vaticano en la República Dominicana parecía un hombre piadoso, quien asistía a todas las actividades que hacía la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra, pero detrás de ese rostro de ovjea manza y bondadoso, se escondía toda una fiera que ahora llena de vergueza, no solo a la iglesia Católica dominicana, sino que su actuación indelicada llena de rabia a todos los católicos en el mundo.

El Vaticano confirmó que destituyó a su representante ante la República Dominicana, en tanto que el rector de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra, Agripino Núñez Collado, a quien sorprendió las actuaciones del alto religioso, dijo que la decisión se debe a la implicación de Wesolowski en pederastia.

Núñez Collado, dijo que el papa Francisco tomó la decisión luego que recibiera un informe sobre las actividades sexuales de su embajador en República Dominicana, la que practicaba con menores.

El rector de la PUCMM, explicó que tan pronto el Sumo Pontífice se enteró que su representante andaba “en malos pasos” lo destituyó y recordó que el papa Francisco fue quien aumentó los castigos para los sacerdotes pederastas.

“Tenían buenas relaciones con él, porque asistía a todos los actos de la universidad a los que era invitado y hasta parecía un hombre piadoso, para mí fue una sorpresa y es un caso inaudito”, dijo.

Caso Juncalito

Con relación al padre polaco, acusado de violar a varios menores en la comunidad de Juncalito, dijo que la justicia tiene que actuar porque el Ministerio Público tiene los mecanismos, a través de la Interpol, para traerlo y que responda a las acusaciones que se le formulan.

Recordó que la Iglesia no tiene los medios coercitivos para hacer justicia e insistió en que los casos de violaciones y otros que vinculan a sacerdotes avergüenzan a todos los católicos. “Cuando hay estas situaciones la justicia tiene que actuar”, dijo el religioso.