Jovencita es herida de bala por desconocidos


Benny Rodríguez

Barahona.-  En momentos en que la Comisión Provincial de los Derechos Humanos califica de “alarmante” la gran cantidad de robos, asaltos, así como la comisión de otros hechos delictivos, los ciudadanos exigir mayor vigilancia y seguridad policial, Indira Féliz Canario, de 23 años, se convirtió en la más reciente victima de los delincuentes la noche de anoche en esta ciudad.

Fachada. Sede de la Dirección Regional Sur de la Policia Nacional

Fachada. Sede de la Dirección Regional Sur de la Policia Nacional

Féliz Canario, recibió un balazo en una de sus piernas que le rompió el fémur cuando se dirigía a su casa, ubicada en la calle Uruguay, del barrio Palmarito, siendo llevada de urgencia a la emergencia del hospital Regional Universitario Jaime Mota.

La joven mujer fue referida de inmediato por los médicos que le ofrecieron las primeras atenciones en el centro local de salud la refirieron al hospital Dr. Darío Contreras, de la Capital, ya que requería de atenciones medicas especializadas y hoy en la mañana iba a ser sometida a una operación, informaron familiares a cuadernodebennyrodriguez.wordpress.com.

El hecho ocurrió anoche frente a una iglesia que ofrecía en ese instante un culto a sus feligreses cerca de las 8, al final de la calle Uruguay, en el sector El Cacique, del barrio Palmarito, a menos de 300 metros de su residencia, siendo despojada de la passola que conducía, cuyas generales no pudieron ser obtenidas.

La iglesia, ubicada al final de la mencionada calle estaba repleta de fieles evangélicos que, conforme a las informaciones, muchos se asustaron cuando escucharon la descarga de revólver sobre la pierna de la jovencita que, al parecer se resistía a entregar su motocicleta optando los delincuentes por darle un balazo.

Un joven estudiante evangélico que participaba en el culto de su iglesia, pero que rehusó identificarse, relató que en la iglesia se escuchó la descarga de arma de fuego que retumbó los oídos de quienes ofrecían alabanzas y adoración a Dios, creando temor y nerviosismo entre la feligresía que buscaba la manera de protegerse, ya que en ese lugar son frecuentes los enfrentamientos a balazos y en donde es escasa la vigilancia de la policía.

Derechos Humanos    

 La ciudadanía esta más que preocupada la cantidad de hechos delictivos que se producen cada día, sin respetar horarios ni lugar, lo que comparte la Comisión Provincial de los Derechos Humanos.

El doctor Moneidy Gómez Pérez, cree que la disposición de las autoridades de enviar guardias y policías a las calles para reforzar la seguridad de los ciudadanos, proteger vidas y propiedades no ha tenido el resultado esperado, por los la gran cantidad de robos y saltos que lo dejan al descubierto.

Afirmó que  cada día en la ciudad se realizan robos en viviendas, asaltos en las calles, despojo de motocicletas y  sus propietarios son heridos de bala por los delincuentes, lo que lo lleva a reflexionar de que “los barahoneros vivimos en un estado de incertidumbre, que lleva a sus habitantes encerrarse a sus casas a las seis de la para evitar ser víctimas de los delincuentes.